¿Qué es el neuromarketing? Un análisis de Harry Potter y el príncipe mestizo

El neuromarketing ha revolucionado la forma de crear estrategias de marketing por parte de las empresas y de las marcas. ¿Sabes en qué consiste? ¡No te puedes perder este post!

El creciente interés de las empresas por conocer más a los clientes y sus necesidades, ha llevado a los expertos a una búsqueda de métodos para saber por qué los consumidores se sienten atraídos hacia determinados productos o marcas. Esto, unido a la inquietud por entender qué ocurre en la mente de estos consumidores, dio lugar al nacimiento del neuromarketing. ¿Te suena?

Hoy, en SLOANN, te contamos en qué consiste el neuromarketing y qué tipos existen. Además, te mostramos un ejemplo con una de las películas de Harry Potter. ¡Alohomora! Puerta abierta para descubrir este tipo de marketing.

¿Qué es el neuromarketing?

El neuromarketing se puede definir como aquella disciplina que investiga y estudia los procesos cerebrales para explicar la conducta y la toma de decisiones de las personas en los campos de acción del marketing tradicional, como puede ser la inteligencia de mercado, el diseño de productos y servicios, las comunicaciones, los precios, el branding, el posicionamiento, el targeting, los canales y las ventas.

El objetivo principal del neuromarketing es decodificar procesos que forman parte de la mente del consumidor para descubrir, no sólo sus deseos, sino, también, las ambiciones y causas ocultas en sus opciones de compra. De esta manera, se puede ofrecer al consumidor aquello que necesita.

No obstante, el objetivo del neuromarketing no es imponer ideas en el cerebro de las personas para que compren productos que no necesitan, sino entender qué es lo que no sabemos que necesitamos, indagando en nuestra mente.

Los estudios relacionados con la neurociencia han demostrado que más del 88% de nuestro comportamiento se basa en emociones, actitudes y pensamientos que se escapan de nuestra mente consciente. Pues bien, en ese punto, es donde aparece el neuromarketing con el objetivo de comprender qué sucede en la dimensión irracional de nuestro cerebro y crear, así, las estrategias de marketing más adecuadas, personalizadas y eficientes.

neuromarketing

Los 3 aspectos que mide el neuromarketing

Como comentábamos, el neuromarketing es capaz de averiguar cómo funcionan las emociones del consumidor por medio de los procesos cerebrales. Pero te preguntarás… ¿Cómo se miden? No es tan complejo como parece. En general, basta con tres parámetros para medirlos:

  1. La atención. Esta característica es la más fácil de captar, pero difícil de mantener en todo el proceso de decisión del consumidor. Si la atención de la persona no está medianamente centrada es imposible que los otros dos índices generen buenos resultados.
  2. La emoción. Este parámetro está relacionado con el sistema emocional y es el que más influye en los procesos de compra. Un producto es mucho más que sus características específicas, también es lo que perciben los clientes de él.
  3. La memoria. En este caso, permite al usuario almacenar y recordar la información del pasado a través de los estímulos del cerebro. Se tiene que generar un sentimiento en el público objetivo y crear un sentido de pertenencia. Esta última característica es la más difícil de conseguir, pero es una de las más importantes, ya que, si el consumidor recuerda la campaña de publicidad, también recordará el producto en sí de la marca.

¿Qué tipos de neuromarketing existen?

Neuromarketing Visual

Las imágenes se han convertido en uno de los principales estímulos para el ser humano. Tanto es así que, se ha demostrado que, el cerebro retiene un 80% de lo que ve, mientras que solo un 20% de lo que lee.

Así, uno de los tipos de neuromarketing se centra, precisamente, en estudiar cómo impactan las imágenes en el consumidor, desde el color hasta el tamaño, las formas o el relieve. ¡Todos los aspectos influyen en la toma de sus decisiones! Conocer estas preferencias acercará al cliente a tu producto o servicios.

Neuromarketing Auditivo

El neuromarketing auditivo está enfocado hacia el comportamiento del consumidor en función a distintos sonidos. El motivo viene dado por la sensibilidad de la población hacia el sonido y, sobre todo, hacia la música.

Ya hemos visto en muchas ocasiones cómo una canción o un estribillo es más eficiente que una campaña de marketing millonaria. Aunque el estímulo auditivo es algo menos importante que el estímulo visual, con el paso del tiempo, está adquiriendo cada vez más importancia.

Un ejemplo muy claro lo vemos en las tiendas de ropa. ¿Te has fijado en la música que ponen? El volumen y la velocidad de la misma incita a un público objetivo para una compra rápida.

Neuromarketing Kinestésico

El neuromarketing kinestésico se basa en los estímulos sensoriales del tacto, el olfato y el gusto. ¡Los sentidos que faltan!

Con este tipo de neuromarketing se establecen de qué manera atraer a los clientes a través del gusto, el aroma y el tacto. Así, se puede llegar a entender cómo funcionan los mecanismos de influencia kinestésico cuando el consumidor toma una decisión u otra.

Una de las estrategias de neuromarketing kinestésica se observa, por ejemplo, cuando entras en una cafetería y te invade un maravilloso olor a café. Ese estímulo incrementará, sin lugar a dudas, la venta de café.

Neuromarketing en el cine: la neurocinemática

El neuromarketing también se ha trasladado al mundo del cine y lo ha hecho bajo el nombre de neurocinemática. ¿Te imaginas conocer cómo influye cada parte de una película en los espectadores? ¡Pues eso es lo que estudia!

El objetivo principal de la neurocinemática es, de esta manera, determinar qué áreas del cerebro se activan mediante secuencias de película específicas y compararlas con los demás espectadores para intentar averiguar una forma común de funcionamiento para detectar similitudes en el procesamiento cognitivo.

La neurocinemática asume que, después de ver una película, los espectadores no pueden explicar sus estados emocionales y cognitivos con precisión, por lo que dichos datos subjetivos no son demasiado representativos. Con la aplicación del neuromarketing al cine, se pretenden resolver estas limitaciones aprovechando las señales cerebrales y midiendo los estados emocionales y cognitivos de los espectadores de manera más concreta.

¡Y así lo han probado con Harry Potter! No te vayas porque te lo enseñamos en el siguiente apartado.

Ejemplo de neuromarketing en Harry Potter y el misterio del príncipe mestizo

Precisamente hoy, 4 de noviembre, se cumplen 20 años de la premiere de la primera película de la saga de Harry Potter en Reino Unido: Harry Potter y la piedra filosofal. ¡Nos acabamos de sentir algo mayores ante este dato!

Como homenaje, lo hemos tomado como ejemplo, ya que una de sus películas de la saga fue protagonista del estudio de neuromarketing de MindSign. En concreto, Harry Potter y el misterio del príncipe mestizo.

Esta película es la sexta entrega de la saga de ciencia ficción, aventura, fantasía y romance, nacida de los libros de J.K. Rowling. Fue estrenada en los cines el 15 de julio de 2009, alcanzando la cifra más alta del estreno de la saga con 104 millones de dólares en el día de su estreno. ¡Harry Potter y el misterio del príncipe mestizo se convirtió en la película más rentable del año 2009 hasta el estreno de Avatar que la desplazó al segundo lugar!

neuromarketing

Antes de todo este éxito, la compañía productora se asoció con una empresa que estudia el neuromarketing: MindSign. ¿El objetivo? Efectuar a una serie de sujetos un estudio cerebral a través de técnicas como es la resonancia magnética funcional (IRMf), y analizar el nivel de emoción y atención del sujeto durante la visualización del tráiler. De esta manera, podían averiguar las distintas secuencias que se podrían modificar para captar a los espectadores.

Unos meses antes del estreno de la película, MindSign publicó en YouTube las pruebas que realizaron en uno de los sujetos examinados. En el caso de “Harry Potter y el misterio del príncipe” fue un sujeto de género masculino de edad comprendida entre 20 y 25 años. ¡Accio! Te traemos el vídeo al blog con un simple hechizo. Descubre cómo reacciona el cerebro ante cada parte del tráiler. ¡El neuromarketing es simplemente alucinante!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda? ⚡
SLOANN
¡Bienvenidx a SLOANN! ⚡

¿En qué podemos ayudarte?